Coaching

Coaching

Enfoque Conceptual

El coaching sostiene que las personas pueden cambiar y mejorar, que todos somos capaces de descubrir y conseguir lo que realmente queremos. Es muy variable establecer la duración de un proceso de coaching determinado. Nuestra experiencia nos demuestra que un proceso de Coaching completo puede variar desde tres meses a un año generalmente, con una periodicidad preferentemente de una sesión semanal. Cada proyecto concreto se desarrollará con la flexibilidad necesaria para conseguir las metas marcadas.

Nuestra actividad se desarrolla con personas. Las personas tenemos un potencial interno siempre superior al que utilizamos. Te proporcionamos el apoyo y estimulo necesario para ayudar a desarrollarte, progresar y evolucionar en todos los niveles de aprendizaje, de cambio y de equilibrio personal integral. Nuestra misión es ayudarte a liberar ese potencial que llevas en su interior para incrementar al máximo tu desempeño tanto en aspectos profesionales como en los personales y también en la integración de ambos. Nuestra propuesta está enfocada hacia los objetivos, no hacia los problemas. En otras palabras, te ayudamos a aprender. Esta ayuda proviene de ofrecer el estímulo y la inspiración necesaria para despertar su potencial. En el coaching personal o vital ayudamos a las personas a alcanzar sus objetivos personales, que pueden ser independientes de los profesionales o de la organización. Nuestro reto es acompañarlos para que desarrollen su iniciativa su seguridad, su capacidad creativa y sus capacidades en general.

Los conceptos esenciales que nos guían

Cuando iniciamos esta andadura nos paramos a pensar que pretendemos realmente, como profesionales. ¿En que está basado nuestro trabajo? ¿Qué esperamos de nuestro trabajo? ¿Cómo queremos desarrollarlo? ¿Por que estamos seguros que podemos llevarlo a cabo con garantía? -De una manera consciente consideramos que los ejes primordiales que deben dirigir nuestra actuación deben estar basados siempre en los siguientes tres conceptos: Experiencia vital y profesional

Empatía:

Podemos ofrecerte ese sexto sentido para conectar con las personas nos caracteriza. Metodología. Nuestro concepto está basada en las condiciones del entorno que deben darse permanentemente: El compromiso de las personas. Aspecto esencial para el buen fin de nuestro proyecto en común Espontaneidad, naturalidad y franqueza son requisitos necesarios para alcanzar los logros previstos. Empatía demostrada por parte del coach. Ni en nuestra filosofía ni en nuestras sesiones enseñamos, ni impartimos lecciones, ni tutoramos, ni hacemos de maestros, ni de jueces. Nuestra tarea se centra y se concentra en acompañar, en ayudar a que el potencial de nuestros clientes fluya más fácilmente. Enseñamos a resaltar ideas, a suscitar soluciones. A inspirar. La persona toma conciencia de los hechos no a través del coach sino a través de sí misma, estimulada por aquél. La mejora del desempeño es fundamental, pero de lo que se trata es de averiguar la mejor manera de conseguirlo y de una manera armónica integral como personas.

¿En qué consiste una sesión de coaching?

Una sesión de coaching consiste básicamente en una conversación entre el cliente y el coach en la que las preguntas por parte del coach y las respuestas y la exposición por parte del cliente ayudarán a ir abriendo todo ese potencial interior del cliente, para ir aumentando su capacidad de desempeño, su progreso profesional y personal y combinándolo todo con un equilibrio y una armonía vital.

¿Qué beneficios puedo obtener con el coaching?

El beneficio general del Coaching es disfrutar más de tu vida en todos los aspectos, consiguiendo más éxitos y una vida más en armonía.